La Niña Libre
Edición del 22 / 03 / 2019
                       
13/04/2013 12:14 hs

Temor y dudas por la justicia electoral

Latinoamerica - 13/04/2013 12:14 hs
El oficialismo atacó a la oposición desde la TV pública, a pesar de la veda previa a la votación; el gobierno habló además de "planes desestabilizadores".
"¡¡Venezolana de Televisiónviolando descaradamente la normativa electoral!! [Tibisay] Lucena, ¿usted hará cumplir la ley? ¡La campaña finalizó ayer!"

Henrique Capriles, líder opositor que mañana disputa la presidencia de Venezuela a Nicolás Maduro, reaccionó ayer con furia contra la presidenta de la justicia electoral tras presenciar cómo la televisión pública proseguía de forma obediente el ejercicio de propaganda chavista de todos los días, a pesar de la veda electoral.

La excusa en esta ocasión fue la conmemoración del fracasado golpe de Estado de abril de 2002, plataforma perfecta para prodigar los ataques a la oposición en plena jornada de reflexión.

La campaña electoral acabó en Venezuela a las doce de la noche de anteayer. Menos en los cinco canales públicos. Lo mismo sucedió en octubre pasado, en las horas previas a la elección en la que Hugo Chávez derrotó por más de 10 puntos a Capriles. Por eso, ayer los temores y las dudas por el desempeño e imparcialidad de la justicia electoral estaban a flor de piel en la oposición.

Nicolás Maduro también se apropió de la televisión a mitad de la tarde. Para ello contó con un invitado estrella, Diego Armando Maradona. Ambos visitaron el Cuartel de la Montaña, donde se exhibe el féretro frigorífico con los restos de Hugo Chávez. ¿Objetivo? Proseguir la campaña.

El presidente encargado, candidato heredero de Hugo Chávez, no dudó en arengar al país 36 horas antes de las elecciones. "Nadie puede fallar mañana, todos a votar desde tempranito. Se decide el destino de la patria, para defender el legado de este comandante supremo. Hice una campaña de altura, ahorita me siento tranquilo. Puse mi mano sobre el mármol [el féretro del comandante] y me siento tranquilo, fui leal a Chávez", señaló Maduro, después de regalar al país su versión de los sucesos del golpe de hace 11 años, comparando siempre a la "derecha fascista" con la actual oposición.

"El objetivo de la derecha venezolana era asaltar Miraflores y que el pueblo se masacrara. No lo hicieron porque nadie obedeció la orden de masacrar al pueblo, cuando vino la orden, hicieron lo contrario: buscar al pueblo para rescatar a Chávez", explicó Maduro, profundizando el dogma oficial de un golpe de Estado precedido de hechos violentos que les costaron la vida a 11 opositores, siete chavistas y un fotógrafo.

El gobierno fue incluso más allá y acusó a la oposición de haber orquestado un plan desestabilizador.

El vicepresidente, Jorge Arreaza, anunció ayer que el gobierno había logrado "neutralizar algunos casos de desestabilización para afectar el proceso electoral".

La invasión oficialista de la televisión provocó las críticas inmediatas de la oposición. Pero cayeron en el saco roto del Consejo Nacional Electoral (CNE). "En Twitter no se ponen denuncias, las denuncias se pueden poner aquí en el CNE", aseveró Tibisay Lucena. La presidenta del CNE añadió que los sucesos del 11 de abril son "hechos históricos".

Los programas realizados por la televisión pública sobre el 11 de abril, emitidos sin pausa durante 48 horas, atacaron con saña a Capriles, por aquel entonces alcalde de Baruta. Los documentalistas obviaron que el hoy candidato fue juzgado y absuelto de lo sucedido en el asedio a la embajada de Cuba aquellos días.

De haberse realizado la denuncia opositora ante el CNE, habría sumado una a las 157 ya formuladas a lo largo de los diez días de campaña. Todas ellas duermen el silencio de los justos, pese a que conforman un abanico muy amplio del ventajismo gubernamental: cadenas obligatorias para todos los canales, huracán propagandístico en todos sus medios de comunicación, uso abusivo de niños en los actos políticos, dispositivos chavistas para eliminar la propaganda de la oposición, uso indiscriminado de fondos públicos.

El CNE, junto con el Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscalía y el Parlamento conforman el grueso del aparato de poder del chavismo. El CNE nunca limitó los abusos de poder del Ejecutivo y el Tribunal lleva diez años sin dictar una sentencia contra el oficialismo. "Con todas las instituciones en su contra, un gobierno de Capriles sería una anarquía", reconoció Fernando Soto Rojas, diputado y ex presidente del Parlamento.

"Un CNE que más que un árbitro se convirtió en un actor. Cientos de denuncias de irregularidades interpuestas sin ninguna respuesta, sin ni siquiera procedimientos en curso", editorializó ayer el diario El Universal de Caracas. Un vendaval de críticas, un eco que se repite, y se pierde, en cada una de las elecciones. Por algo predica el chavismo que su sistema electoral "es el mejor del planeta".

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
342

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain