Biosfera
Edición del 09 / 08 / 2022
                       
10/04/2013 18:31 hs

Capriles pasa a la ofensiva en un tenso final de campaña en Venezuela

Latinoamerica - 10/04/2013 18:31 hs
COMPARTIR EN:                                
Cuando falta poco para que empiece la veda, el candidato opositor y su rival, Maduro, cruzaron sus propuestas en actos proselitistas en la misma ciudad.
A falta de debate, duelo de actos políticos. Los candidatos para las elecciones venezolanas del próximo domingo, Nicolás Maduro y Henrique Capriles, cruzaron sus propuestas e intercambiaron ataques descarnados el mismo día y en la misma ciudad. El último duelo fue anteanoche en Barcelona, capital del estado de Anzoátegui.
 
Ambos saben que, desde la aparición de Hugo Chávez en la política venezolana, las elecciones las ganan las emociones y las pierden las razones. Los golpes de efecto valen miles de votos, sobre todo si estallan en el rostro político del contrincante.
 
Maduro, amplio favorito según todas las encuestas, permanece a la defensiva, parapetado tras la figura del líder revolucionario fallecido y protegido por los millonarios recursos del Estado: "Soy el hijo de Chávez, el heredero de esta revolución del amor y el único que puede garantizar que ustedes conserven casas y tierras que la oligarquía quiere arrebatarles".
 
El nuevo Capriles, a la ofensiva total, se golpea el pecho, cierra el puño y se esfuerza atacando a Maduro y apostando por su propuesta de cambio ("Ya no es euforia, ¡es histeria por el cambio!"). El candidato de 2012 dejó paso al líder de 2013, aunque no le alcanzaría para imponerse en los comicios. El resultado del domingo quedó ayer blindado por el salvoconducto que en documentos diferentes firmaron ambos candidatos.
 
Poco queda del Capriles que encajaba los insultos de Chávez sin rechistar. "Ese candidato [por Maduro] no levantó, va en picada? Y como además se tragó un pajarito, lo único que hace es hablar pistoladas [tonterías] y amenazar", arengó.
 
El humor criollo surgió entonces desde las entrañas de la marea opositora: pajarracos rojos de cartón, pajaritos de papel, carteles con alados dibujados o pequeñas aves de plástico encerradas en las jaulas de un país llamado Venezuela. La hilaridad convertida en chiste continúa frente a la sorpresa y posterior apoyo al que ya es famoso en medio mundo gracias al "pajarito chiquitico".
 
"Me parece muy hermoso que frente a la burla de la derecha sobre mi espiritualidad el pueblo haya salido a defenderme", se ufanó Maduro. E insiste en convertir el silbido del pajarito en el nuevo "grito de guerra" de los herederos del mandatario. "Yo soy pueblo. No soy un burgués fariseo ni farsante. Soy Maduro, el indio brazo duro heredero de Guaicaipuro. Soy indio y obrero", replicó.
 
Capriles no ceja en su ataque, hurgando en los errores geográficos del chavista: "El atentado que le hicieron fue lanzarle un libro de geografía".
 
Maduro responde: "Ustedes inoculan odio. El domingo [en la multitudinaria concentración en Caracas] tuvieron una orgía de odio y cantaban «Y se murió y se murió». ¿Cabe más odio y podredumbre?", disparó el candidato bolivariano, luego de mostrar una cartel atribuido a la oposición, que decía: "¡Viva el cáncer!".
 
Tras los ataques personales, la agenda política de Capriles: "Necesitamos defender la vida. Este gobierno no pudo con la inseguridad, nos hicieron creer que no tiene solución".
 
Maduro reaccionó vinculando violencia y pobreza: "La violencia es un problema capitalista, que ha tenido marginados a nuestros jóvenes. Ustedes los preferían en los barrios con pistolas que en escuelas con libros como ahora. Yo mismo no sé dónde estaría ahora si no hubiera descubierto a Lenin, al Che, a Fidel".
 
Y, para rematar, la diatriba económica. "A los enchufados [elite chavista] no les falta harina, manteca, leche, papel higiénico, pollo. Todo sube de precio y además ¡no hay! Ése es su lema: «¡No hay!»", resumió Capriles.
 
"El desabastecimiento es resultado de empresas que, aprovechando la campaña, hacen acaparamiento de productos básicos y ralentizan la producción. Los medios han contribuido alimentando el nerviosismo para provocar una sobredemanda innecesaria", sentenció Maduro.
 
Promesas de campaña
 
Maduro dijo que aumentará los salarios hasta un 45%
 
    Anuncio
    De ganar las elecciones, Maduro aumentará entre 38 y 45% el salario mínimo de los trabajadores públicos
 
    Etapas
    El incremento sería escalonado: 20% en mayo, 10% en septiembre y otro porcentaje en noviembre, de acuerdo con la inflación
 
    Salario mínimo
    Es de 2047 bolívares (325 dólares al cambio oficial)
 
Fuente: La Nación

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
1131
MÁS SOBRE Política
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN AM
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN FM
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Copyright 2022 - LV16 Multimedios - Aviso Legal