Una fuente inesperada
Edición del 24 / 08 / 2019
                       
16/05/2013 18:04 hs

El Papa pidió a sacerdotes no convertirse en "lobos rapaces"

Argentina - 16/05/2013 18:04 hs
Les reclamó que no cedan a la tentación y la vanidad; también castigó al cardenal escocés Keith O'Brien, acusado de conductas impropias.
El papa Francisco no sólo lanzó ayer un fuerte ataque contra los obispos y los sacerdotes que ceden a la tentación del dinero y de la vanidad y que en vez de pastores se vuelven "lobos rapaces", sino que también decidió mandar en penitencia al cardenal escocés Keith Patrick O'Brien, arzobispo emérito de Edimburgo.
 
Acusado de haber tenido, en 1980, "comportamientos inapropiados" con otros tres sacerdotes, O'Brien renunció a participar del cónclave, en marzo pasado.
 
En febrero pasado, en uno de sus últimos actos como jefe de la Iglesia Católica, Benedicto XVI, papa emérito, aceptó su renuncia como arzobispo de Edimburgo, presentada de acuerdo con la ley canónica, al aproximarse su 75° cumpleaños.
 
El 3 de marzo, O'Brien admitió que su "conducta sexual había caído por debajo de los niveles esperados como sacerdote, arzobispo y cardenal", pidió disculpas y anunció que se retiraría de la vida pública.
 
Con un comunicado de lo más escueto, el Vaticano informó ayer que "por las mismas razones por las que decidió no participar del último cónclave y de acuerdo con el Santo Padre", O'Brien en los próximos días abandonará Escocia por algunos meses de "renovación espiritual, oración y penitencia".
 
El Vaticano, que no especificó a dónde será enviado O'Brien, agregó que "cualquier decisión sobre el destino futuro del cardenal deberá ser concordada con la Santa Sede".
 
Más allá de esta medida, considerada por los medios italianos como un primer "castigo", Francisco sorprendió por la mañana al denunciar con fuerza al clero que cede a la tentación del dinero y de la vanidad.
 
Fue durante su habitual misa matutina en la capilla de la Casa Santa Marta -donde el Papa decidió quedarse a vivir-, ante un grupo de empleados de Radio Vaticana. Como siempre, sin leer un texto preparado, comenzó su sermón comentando un texto de los Actos de los Apóstoles, en el que Pablo exhorta a los "ancianos" de la Iglesia de Efeso a cuidarse a ellos mismos y a su grey, y a ser pastores atentos a los "lobos rapaces".
 
"Es una de las páginas más lindas del Nuevo Testamento", dijo el ex arzobispo de Buenos Aires, al destacar que de ahí surge "la buena relación entre el obispo y su pueblo".
 
Los obispos y los sacerdotes, explicó, están "al servicio de los demás, para custodiar, edificar y defender al pueblo. Al final un obispo no es obispo para sí mismo, es para el pueblo y un cura no es un cura para sí mismo, es para el pueblo: al servicio de, para hacer crecer, para pacer el pueblo, la grey, ¿no? Para defenderlo de los lobos. ¡Es lindo pensar esto!", exclamó Francisco.
 
"Cuando en este camino el obispo hace esto, es una linda relación con el pueblo. Cuando el cura logra esta buena relación con el pueblo, nos da amor: surge un amor entre ellos, un verdadero amor y la Iglesia está unida", agregó.
 
Acto seguido, el Papa admitió que tanto los obispos como los sacerdotes pueden caer en tentaciones y que, por lo tanto, necesitan de oraciones. "También nosotros somos hombres y somos pecadores. ¿Cuáles son las tentaciones del obispo y del sacerdote?", preguntó. Y citando a San Agustín, denunció principalmente dos: "La riqueza, que puede volverse avaricia, y la vanidad. Cuando el obispo, el cura, se aprovecha de las ovejas para sí mismo, el movimiento cambia [?], cuando un cura, un obispo, va detrás del dinero, el pueblo no lo ama y ésa es una señal; él mismo termina mal".
 
Sus palabras hicieron pensar en el escándalo VatiLeaks, con acusaciones de corrupción salidas a la luz en la misma curia romana, que todo el mundo espera que Francisco reforme y limpie.
 
"San Pablo no tenía una cuenta en el banco, trabajaba. Y cuando un obispo, un cura, va en el camino de la vanidad, entra en el espíritu del hacer carrera -y le hace tanto mal a la Iglesia-, al final hace el ridículo, se jacta, le gusta hacerse ver, poderoso? ¡Y al pueblo no le gusta eso!", siguió.
 
"Recen por nosotros, para que seamos pobres, para que seamos humildes, mansos, al servicio del pueblo", exhortó Francisco.
 
"Recen por nosotros, para que seamos hombres que cuidan su grey y para que el Señor nos defienda de las tentaciones, porque si vamos por el camino de las riquezas, en el camino de la vanidad, nos volvemos lobos y no pastores", concluyó.
 
Fuente: La Nación

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
772
MÁS SOBRE Sociedad
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain