Tierra del Fuego
Edición del 14 / 11 / 2019
                       
05/05/2013 17:48 hs

Un abril para el olvido

Córdoba - 05/05/2013 17:48 hs
Se registraron 16 asesinatos, cuatro veces más que en el mismo mes del año pasado. El primer cuatrimestre de 2013 es el que más crímenes registra desde 2009. Especial multimedia.
Franco Tosi, un peón rural santafesino de 33 años, había ido a pasar la noche a un baile de cuarteto en el pueblo de Carrilobo, al este de la provincia de Córdoba. Llegó junto con su patrón y, en la fiesta, lo vieron bailando, bebiendo y divirtiéndose. Como uno más. Ya de madrugada, su jefe le dijo que quería emprender la vuelta a Pozo del Molle, pero él decidió quedarse un rato más.

A partir de ese momento, el relato es un rompecabezas que los investigadores de Homicidios aún no pueden unir. Esa madrugada del sábado 27 de abril, Franco aparecería muerto a palazos en el cementerio del mismo Carrilobo (ver Infografía).

El asesinato de Franco desnuda, a su vez, una realidad más dramática. Con su muerte, fueron 16 los homicidios ocurridos en abril en toda la provincia de Córdoba. Con esta cantidad de crímenes, se trató del abril más violento desde 2010, según un relevamiento propio de La Voz del Interior , basado en registros oficiales y contrastado con datos del Ministerio de Seguridad de la Provincia.
La diferencia con los anteriores períodos impacta. La cifra cuadriplica el número de abril del año pasado. En 2011, en tanto, las víctimas fatales en crímenes fueron nueve y en 2010, cinco. Hay que retrotraerse hasta 2009, cuando se anotaron 17 asesinatos, para encontrar otro abril tan drástico como el de este año.

Pero el aumento de los homicidios en el cuarto mes de este 2013 no se trató de un fenómeno que se circunscribe sólo a los 30 días de abril. La violencia más extrema ha sido una constante hasta ahora en lo que va del año.

Con los 16 homicidios registrados durante el mes pasado, la cantidad total de asesinatos en la provincia trepó a 64 en 2013. Aunque comparado con Rosario (a fines de abril en esa ciudad hubo 80 crímenes, 16 más que en toda la provincia de Córdoba) se puede inferir que en Córdoba la criminalidad no es tan elevada, la cifra es preocupante y más cuando se advierte un aumento marcado con respecto al año anterior. Más aun si se compara este número con los primeros cuatrimestres desde 2009 a esta parte.

Así se concluye que entre enero y abril de este año se duplicó la cantidad de homicidios dolosos que hubo en idéntico período de 2012, cuando se registraron 31 crímenes. En los cuatrimestres iniciales de 2011, 2010 y 2009 hubo 39, 31 y 56 homicidios en toda la provincia.
Otro dato que sirve para dimensionar la violencia en este 2013: en cuatro meses hubo tantos crímenes como en los siete primeros meses completos del año pasado.

Entre conocidos. ¿Cómo se mata en Córdoba? De acuerdo con el registro de este diario, los homicidios ocurridos en peleas o venganzas (denominados popularmente como ajustes de cuentas) se ubican lejos en el primer lugar.

La violencia urbana es, desde hace años, la principal causa de homicidio en Córdoba. En segundo lugar se ubican los asesinatos en hechos de inseguridad y, en tercero, los de violencia doméstica, donde sobresalen los femicidios.

Al analizar los crímenes ocurridos en abril, se destaca que, en todos los casos, quien disparó, apuñaló, golpeó o asfixió había tenido trato con el atacado.

Sucede que durante el mes no se registraron episodios fatales de inseguridad. La violencia urbana se cobró ocho vidas (siete muertes en peleas y la octava fue durante un ajuste de cuentas), hubo dos femicidios, tres crímenes entre familiares, un hombre que murió cuando cazaba con amigos y un policía que aparece acusado de haber matado a un vecino de 13 años mientras manipulaban su arma reglamentaria.

En la mayoría de los homicidios, la Policía provincial concretó detenciones y puso a los sospechosos a manos de la Justicia.

En cuanto a los femicidios, uno de los casos que más impacto tuvo fue el crimen de Rosa Caro, una mujer de 32 años que falleció apuñalada en el vientre a manos de su concubino, en San Francisco del Chañar. Sucedió el domingo 21 de abril y el homicida se mató con un disparo de escopeta. Los chicos estaban en casa.

No se trató de un caso aislado: un hermano del asesino, a su vez, había ultimado a dos mujeres a lo largo de 10 años en el mismo pueblo. Aquel hombre también se suicidó con un disparo de una escopeta.
El otro femicidio ocurrió en Bell Ville: el jueves 4, Tamara Ceballos (25) fue asfixiada con una toalla o una prenda de vestir durante la madrugada en su vivienda. Poco después se entregó ante la Policía local su pareja, Sebastián Lucas Lomelo (32), con quien tenía un hijo de 2 años.

Dos de las otras tres muertes domésticas ocurrieron en Río Cuarto. Un hombre mató de una apuñalada a su padrastro, mientras que un joven quedó preso e imputado por haber asesinado a su hermano, también con un objeto filoso. En tanto, la ciudad de San Francisco fue escenario de un drama, al descubrirse que una adolescente de 18 años, que había ocultado todo su embarazo, dio muerte a su beba recién nacida, arrojándola a una letrina.

En la nómina de homicidios cometidos en abril aparece, además, el caso del efectivo policial Marcos Girotto, que falleció al recibir un balazo mientras participaba de un allanamiento antidrogas en una casa de Río Tercero (fue de noche e iba sin chaleco antibalas), lo que motivó diferentes reacciones y críticas en esa ciudad sobre las condiciones de seguridad de los policías. Desde la propia fuerza señalaron que iban a investigar los motivos por los que el cabo no llevaba el chaleco durante el operativo.

En tanto, hubo dos muertes “accidentales”. Por un lado, un hombre recibió un escopetazo por parte de un amigo mientras cazaban jabalíes en un campo de Rayo Cortado, al norte provincial. Y, en otro crimen, un chico de 13 años murió tras recibir un tiro en la cabeza efectuado por la pistola reglamentaria de un efectivo de la Policía, en barrio Alberdi de la Capital. Por esa muerte, un cabo de la fuerza, de 22 años, permanece preso e imputado por homicidio agravado.

Con la detención de ese uniformado (el cabo Rodrigo Gallardo, cuñado del jefe de Policía, Ramón Frías), ya suman cinco los policías presos en 2013 tras quedar involucrados en homicidios dolosos en la provincia. En todos los casos, se trató de policías que manipulaban sus respectivas armas.
Armas. Otra vez, y como parte de una constante de los últimos tiempos, la mayoría de los crímenes en abril fueron cometidos mediante el uso de armas de fuego.

Se contabilizaron ocho crímenes en los que se usaron revólveres o pistolas. La mayor parte de estas muertes tuvieron que ver con peleas entre jóvenes en la Capital provincial. Y hubo un salvaje ajuste de cuentas a balazos. Tuvo por víctima a Jorge Alberto Herrera (29), quien fue fusilado por la espalda en barrio General Savio, en la Capital, luego de que denunciara a quienes le habían robado la moto. Los asesinos, oriundos de la misma zona, se la habían “jurado”, según denunciaron los familiares de la víctima.

Otros cinco asesinatos fueron cometidos mediante el empleo de cuchillos (armas blancas, como categoriza la Justicia).

Capital e interior. En la ciudad de Córdoba hubo, en abril, seis asesinatos, tres veces más que en marzo. En el interior, donde las muertes violentas recrudecen desde hace tiempo, la cifra trepó a 10.

En abril, un muchacho fue patoteado y asesinado de dos puñaladas al ser emboscado por una patota, durante una madrugada, en Alta Gracia. El joven había tenido “problemas” con ese grupo horas antes. El líder de esa barra prometió venganza: “Ya vas a ver, cuando vuelvas a tu casa”, le dijo. Claudio Campos, de 25 años, falleció desangrado frente a su domicilio.

11 de las 16 víctimas fatales eran menores de 30 años. Otras tres apenas habían superado ese umbral. En la mayoría de los casos, son jóvenes los que matan y mueren en la provincia.

Fuente: La voz del interior

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
1685
MÁS SOBRE Sociedad
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain