Pájaro verde de Indochina
Edición del 05 / 02 / 2023
                   
03/05/2013 18:21 hs

Capriles impugnó las elecciones

Latinoamerica - 03/05/2013 18:21 hs
COMPARTIR EN:                                
La oposición presentó ante el Tribunal Supremo un pedido de anulación de todo el proceso electoral; críticas de la OEA y la Iglesia al enfrentamiento en el Congreso.
"Los resultados anunciados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) no son los verdaderos. Ganamos las elecciones el 14 de abril y todas estas incidencias [las denuncias recogidas por la oposición] tienen efectivamente influencia en los resultados. El ente comicial ha proclamado a quien no ganó las elecciones."
 
Ramón José Medina, coordinador del equipo técnico del Comando Simón Bolívar, se presentó ayer ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para presentar la impugnación de los comicios presidenciales venezolanos.
 
Era una noticia esperada. Lo que sorprendió fue la dimensión de la impugnación: antes del proceso (ventajismo oficialista en la campaña, los "vicios" del registro electoral), durante (las miles de irregularidades recogidas) y una vez cerradas las urnas (la no realización de la auditoría solicitada por el candidato opositor Henrique Capriles). Todo resumido en un documento de 180 páginas.
 
"Las pruebas serán presentadas en las etapas procesales correspondientes", aclaró el abogado constitucionalista Gerardo Fernández, integrante del equipo opositor. En la última década, el TSJ siempre cumplió las órdenes del Palacio de Miraflores. La oposición también recusó a la presidencia y vicepresidencia de la Sala Electoral del Supremo.
 
"Vamos a agotar toda la institucionalidad, aunque sepamos cuál es la realidad", vaticinó Capriles, que ya adelantó su intención de dirigirse a instancias internacionales. "Cuando la justicia se le niega a un pueblo, la comunidad internacional ayuda a que salga la verdad", apostó el líder opositor.
 
La impugnación se realiza cuando Venezuela vive todavía conmocionada por la emboscada preparada por el oficialismo contra diputados opositores en la Asamblea.
 
María Corina Machado, que sufrió la fractura del tabique nasal, fue intervenida quirúrgicamente, mientras Julio Borges se recupera de la fractura de la mandíbula y del hundimiento del pómulo. Américo de Grazia fue dado de alta tras perder el conocimiento durante la embestida chavista. Otros cuatro diputados sufrieron golpes.
 
Una de las voces que mostraron su preocupación ante la violencia en el Parlamento fue la de José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que además lamentó que Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea, no permita hablar a quienes desconocen el resultado de las elecciones. "El derecho a disentir por medios pacíficos es esencial en la democracia", señaló.
 
Las palabras de Insulza provocaron, una vez más, la ira del gobierno, que rechazó "contundentemente las desmesuradas e injerencistas declaraciones" de Insulza, "dadas en evidente y estrecha coordinación con voceros" de la Casa Blanca.
 
La respuesta bolivariana se produjo horas después de una esperada cadena obligatoria de televisión, en la que Maduro adelantó que iban a dar las pruebas de "las provocaciones de la derecha fascistoide". Seis minutos de video preparados durante 28 horas que finalmente arrojaron la verdad: los diputados opositores respondieron con una pancarta y vuvuzelas a la prohibición de tomar la palabra en el hemiciclo.
 
"Era una emboscada preparada por Cabello. La respuesta suya es lanzar a los esbirros", insistió el diputado Alfonso Marquina.
 
"Estamos ante un virtual golpe de Estado" contra la Asamblea, que "pone en serio riesgo a la institución", denunció la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). El gobernador Henri Falcón, ex chavista y hoy mano derecha de Capriles, insinuó la posibilidad de plantear revocatorios a diputados agresores.
 
La Conferencia Episcopal se ofreció ayer para servir de puente de diálogo, tras calificar como "actos bochornosos" lo sucedido en la Asamblea. "Opinar en contra del proyecto oficial no debe ser motivo para perder la libertad, el puesto de trabajo, la vivienda o cualquier otro beneficio", protestó monseñor Diego Padrón.
 
Una vez más fue la ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, quien resumió el punto de vista oficialista: "Los diputados de la derecha fueron por lana y salieron trasquilados. No somos mancos. Les dieron sus cocotazos, bien merecidos que tienen esos coñazos. Aquí nadie va a poner la otra mejilla porque ya nos mataron a 10 compatriotas", arengó la dirigente radical.
 
Fuente: La Nación

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
1183
MÁS SOBRE Política
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN AM
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN FM
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Copyright 2023 - LV16 Multimedios - Aviso Legal