La ilusión
Edición del 16 / 04 / 2024
                   
10/03/2023 08:33 hs

Río Cuarto violento: seis homicidios en dos meses y una luz de alerta

Río Cuarto - 10/03/2023 08:33 hs
COMPARTIR EN:                                

La sucesión de crímenes encendieron las alarmas en el segundo polo urbano provincial. Niegan la incidencia de mafias o de delito organizado. Los conflictos sociales y la intolerancia como una explicación. Opinan expertos, vecinalistas y funcionarios.
Denise Audrito

“Estos homicidios no son narcos. A la mafia, a la trata, lo que menos le conviene es que haya ruido”, razona un comerciante de una de las zonas más vulnerables de la ciudad de Río Cuarto.

En lo poco que va de 2023, seis personas fueron ultimadas a tiros o a puñaladas en la capital del sur. Sólo un caso fue “accidental”. Ningún hecho fue en ocasión de robo. No hubo femicidios.

La sucesión se asemeja mucho más a la que registra la ciudad de Córdoba que la que se cuenta en el resto del interior provincial. Río Cuarto, con unos 165 mil habitantes, muestra ya ese costo de las grandes urbes.

La última vez que la ciudad había registrado una seguidilla de crímenes fue en 2019. Entonces, hubo seis homicidios en 40 días, entre los que figuraba el del llamado “zar de la droga”, Claudio Torres. Se especuló en ese momento con un “reacomodamiento territorial” de los negocios ilegales.

Hoy, fuentes judiciales coinciden en interpretar que todos los hechos de sangre de este año no tienen que ver con el crimen organizado. Obedecerían en cambio, en su mayoría, a “todo tipo de disputas personales que se resuelven a los tiros”.

El jefe de la Departamental Río Cuarto de Policía, Agustín Torres, analiza: “En los últimos años teníamos un promedio de un homicidio por mes. Enero y febrero suelen ser los más complicados, porque hay más gente en la calle, más relaciones interpersonales, más consumo de alcohol y se generan conflictos que se terminan dirimiendo de esta forma, con homicidios u otros hechos de sangre, con lesiones con arma de fuego o arma blanca”.


Torres sostiene que los ataques no son fáciles de prevenir, porque las partes no canalizan sus conflictos con denuncias previas. “Optan por la justicia por mano propia”, dice.

Gustavo Zanlungo, psiquiatra forense del Poder Judicial en Río Cuarto, admite: “Asistimos con estupor al aumento de la violencia social en todas sus formas: homicidios, robos, abusos, lesiones y autolesiones”. Y advierte que, como diagnóstico general y no local, la raíz del problema es “la disregulación emocional, que es masiva en la sociedad”.


“Lo que tenemos acá son homicidios de improvisación, basados en la irreflexión, la impulsividad y el repentismo, muchas veces consecuente al agotamiento, al hartazgo y la ineficacia en encontrar conductas alternativas de solución. Es un paso a la acción inmediata. Morís por cualquier cruce, por cualquier palabra fuera de lugar”, diagnostica. Agrega que la salida sería “reforzar habilidades que tienen que ver con la sociabilidad, la empatía, la mentalización y las funciones ejecutivas, que hacen a la construcción de un ser humano mentalmente sano”.

MASCULINIDADES Y DESAMPARO

“A los chicos desde los 12 para arriba los veo deambular. Dejan la escuela y no tienen qué hacer. A los 16, si bien pueden votar, no los toman en ningún trabajo, están desamparados y tenemos siempre apuñalados, peleas. Son chicos que nos piden a gritos que los escuchemos, oportunidades de capacitación que no alcanzan, trabajo que ni los adultos tienen”, reclama Graciela Correa, dirigente barrial de Río Cuarto.

Para Adrián Bilarik, referente del centro Conviven y coach de deportistas, muchos problemas de los jóvenes tienen que ver con una ausencia materna y paterna, heridas de abandono y de rechazo y también con la concepción de la masculinidad hegemónica. “Hay cada vez menos empatía y se potencian las heridas. El que más tiene rechaza al que menos tiene y el que menos tiene rechaza al que más tiene”, interpreta. “Hay mucha ansiedad, mucho miedo potenciado. Una cultura machista de falsa hombría. A veces es la ignorancia la que se transforma en maldad”, reflexiona Bilarik.

Un dirigente social riocuartense, que prefiere no dar su nombre, apunta: “La droga está ganando las calles, muchos buscan salvarse con eso”. Otro marca: “No tenemos un lugar donde tratar a los jóvenes y no podemos ayudarlos porque nos roban o nos matan. No tienen límite ni código”.

Otro dato inquieta: “Nunca se vendieron tantas armas, ni ilegal ni legalmente. Una pistola calibre 380 aumentó, en dos meses, de 57 mil a 102 mil pesos. Es muy alta la demanda y eso tiene consecuencias”, expresó una fuente que sigue de cerca estas cuestiones.
Tribunales de Río Cuarto. Las causas de violencia social de todo tipo vienen creciendo. 

SIN PALABRAS

Para Marilina Gadpen, subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia de la Municipalidad de Río Cuarto, las crisis son multicausales. Y opina: “Tenemos un 50% de niños pobres en la ciudad; Unicef plantea que un millón de niños se saltea una comida en Argentina, eso también es violencia. Las violencias derivan en otros tipos de conflictos”.

“Después del confinamiento por la pandemia de Covid-19, aumentaron los conflictos por violencia de género, por consumo problemático de sustancias, situaciones de depresión, soledad, bullying, grooming y las infancias siempre atravesadas por ellos”, aporta.

“Las crisis sociales hacen que los grados de desigualdad y de violencia se generen y sean más visibles, lo importante es trabajar con políticas públicas que lleguen al territorio, y en red, que es lo que hacemos”, señala Gadpen, e insta a denunciar situaciones de vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes al teléfono 102.

Confirman que Rocío Lezcano murió por un disparo accidental en Río Cuarto

Yanina Moreno Zamanillo, concejal opositora, psicoanalista, y exsubsecretaria de Niñez, apunta: “Lo que vemos es que no podemos resolver conflictos mediante la palabra, casi no hay instancia de diálogo para la resolución de conflictos, ni en la casa, ni en la calle. Hay un pase al acto muy complejo. Hay un altísimo consumo de droga, no hay freno inhibitorio, se pasa a situaciones de violencia o delincuencia hasta en el tránsito”.

“El aislamiento fue durísimo para resolverlo psíquicamente, vemos en los jóvenes patologías, depresión y auto agresión”, sostiene. Y concluye: “Cuando la calle es el primer lugar de contención es porque el Estado ha fallado”.


SEIS HOMICIDIOS EN 60 DÍAS EN RÍO CUARTO

8 de enero 2023. Rocío Lezcano (30) recibió una bala en el tórax calibre 22. Su concubino, Axel Fernando Magallanes (22) estaba reformando un rifle de aire comprimido con caño recortado. Fue en barrio Alberdi. Magallanes irá a juicio por homicidio culposo (no intencional).

20 de enero 2023. Juan Pablo Funes (53) fue asesinado de un disparo en la nuca frente a su casa en Banda Norte. Quiso mediar en una discusión y terminó muerto. Al parecer los autores buscaban al novio de una sobrina de la víctima, por el supuesto robo de una máquina para hacer tatuajes. Hay dos detenidos, de 28 y 32 años.

21 de enero 2023. En horas de la siesta, Darío Tolosa (42) fue perseguido desde una moto y ultimado a escopetazos en Pasteur al 800. Por el crimen fueron imputados Matías y Nahuel Engert, de 19 y 23 años, y un menor de 16 años de edad. La madre de los detenidos defendió su inocencia y aseguró que estaban en otro lado..

30 de enero 2023. Jorge Alejandro Rojo (30) fue baleado en proximidades de su casa, en Pasteur al 1800. Falleció horas más tarde en el hospital Padua. En una discusión, habría salido en defensa de un hermano. Los presuntos autores están prófugos.

26 de febrero 2023. Luis Ariel Avecilla (31) falleció en el Hospital Padua herido. Dos días antes había recibido un balazo en la cabeza, en la esquina de Pasaje Alba y Aníbal Ponce, en barrio Alberdi. El presunto autor, de 28 años, era familiar y vecino de la víctima. Fue detenido. Hacía muy poco que había salido de la cárcel tras cumplir siete años de prisión.

5 de marzo 2023. A las 22.10 un Ford Ecosport chocó una alcantarilla en barrio Banda Norte. Pero la noticia no fue la colisión. Su ocupante, Pedro Godoy (48) tenía una profunda herida de arma blanca en el abdomen. Se desangró y murió en el auto. Detuvieron al presunto autor del crimen, de 61 años. Es expareja de la novia del fallecido.



LA VOZ

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
1634
MÁS SOBRE Policiales
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN AM
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN FM
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Copyright 2024 - LV16 Multimedios - Aviso Legal