Pato de los Sueños
Edición del 13 / 12 / 2019
                       
11/11/2019 17:31 hs

Encontraron un submarino desaparecido en la Segunda Guerra Mundial

Internacionales - 11/11/2019 17:31 hs
El USS Grayback, con 80 tripulantes a bordo, fue hundido en 1944 en las costas de Japón.
LV16.com |

Un misterio de 75 años se resolvió este año y las familias de 80 marinos estadounidenses perdidos en el mar consiguieron finalmente un cierre: el Grayback, un submarino de los Estados Unidos, hundido durante la Segunda Guerra Mundial, fue encontrado cerca de las costas de Okinawa, en Japón.

El misterio comenzó el 28 de enero de 1944, cuando el Grayback, uno de los submarinos estadounidenses más exitosos de la Segunda Guerra Mundial, zarpó de Pearl Harbor para su décima patrulla de combate. El 24 de febrero de ese año, el submarino informó que había hundido a dos barcos de carga japoneses días antes y se le ordenó que regresara para reabastecerse de torpedos. Pero nunca llegó a destino.

A finales de marzo, el regreso tenía más de tres semanas de retraso, y la Marina incluyó el submarino en la lista de desaparecidos y presuntamente perdidos.

Ese fue uno de los 52 submarinos de guerra que los EE.UU perdió en combate y que después intentó buscar, reconstruyendo la historia de cada uno de ellos.

Fue así que en 1949 se publicó la historia que daba una idea aproximada de dónde había desaparecido cada submarino, entre ellos, el Grayback. Por entonces se dijo que ese submarino se había hundido en el mar abierto a más de 160 kilómetros al este de Okinawa.

Pero la Marina de los Estados Unidos, sin saberlo, se había basado en una traducción defectuosa de los registros de guerra japoneses que tenían un dígito equivocado en la latitud y longitud del lugar donde el Grayback probablemente había llegado a su fin. Es decir, estaban buscando en el lugar equivocado.

LV16.com |

Según publica The New York Times, el error no fue detectado hasta el año pasado, cuando un investigador amateur, Yutaka Iwasaki, estaba revisando los registros de guerra de la base de la Armada Imperial Japonesa en Sasebo. Esos archivos incluían informes diarios recibidos por radio desde la base aérea naval de Naha, Okinawa, y la entrada del 27 de febrero de 1944 contenía una pista prometedora.

El informe de ese día decía que un bombardero B5N de Nakajima había arrojado una bomba de 500 libras sobre un submarino a la superficie, golpeando justo a popa de la torre de mando. El submarino explotó y se hundió inmediatamente, y no hubo sobrevivientes.
Encargado en 1941, el submarino de clase Tambor había pasado la guerra patrullando el Pacífico Sur y el Mar de China del Sur, torpedeando numerosos barcos enemigos y rescatando a los aviadores americanos. El Grayback hundió más de una docena de barcos japoneses en total, reportó el New York Times.

"En ese registro de radio, hay una longitud y una latitud del ataque, muy claramente", dijo el Sr. Iwasaki. Y no coincidía con lo que había en la historia de la Marina en 1949, ni por 160 kilómetros.

El trabajo de Yutaka Iwasaki llamó la atención de Tim Taylor, un explorador submarino que se propuso encontrar los restos de todos los submarinos estadounidenses perdidos en la guerra. En 2010 encontró el primero, el U.S.S.S. R-12, en Key West, Florida, donde se hundió durante un ejercicio de entrenamiento en 1943 y estableció el proyecto Lost 52, financiado con fondos privados, para localizar al resto, apoyándose en tecnología que sólo había estado disponible en los últimos 10 a 15 años.

LV16.com |

Según su registro, de los 52 submarinos americanos perdidos, 47 se consideran descubribles; los otros cinco encallaron o fueron destruidos en lugares conocidos.

El Grayback era el siguiente objetivo. Y aunque recién este domingo la Marina se pronunció, el 5 de junio de este año lo encontraron. 

Taylor y su equipo estaban buscando en un área donde el océano tenía más de 400 metros de profundidad, y su principal herramienta de búsqueda era un vehículo submarino autónomo de 4,26 metros de largo que pesaba miles de kilos, comparable con un dron submarino. Lo sumergían a sólo unas pocas decenas de metros sobre el fondo del mar y luego pasaba 24 horas explorando con diferentes sonares de ida y vuelta a través de unas 10 millas náuticas cuadradas. Cuando el dron regresó a la nave nodriza, los técnicos descargaron sus datos, usando software de computadora para unir todas las imágenes del sonar en una imagen coherente que pudieran revisar rápidamente.

En el penúltimo día de la expedición, el avión no tripulado, de unos 7 millones de dólares, reportó una avería en un tercio de su recorrido a través de una misión planificada de 24 horas. Mientras recuperaban el dron, Taylor contó, según reproduce The New York Times, que la mitad de su tripulación comenzó a preparar el barco para regresar a puerto, pensando que era probable que el vehículo no pudiera repararse rápidamente. Pero tras revisar las imágenes capturadas por el dron se llevó una sorpresa. 

Allí descubrió dos anomalías en el fondo del mar, y preparó otro de los vehículos operados a distancia del barco para visitar el fondo. A diferencia del avión no tripulado, éste se dirigía manualmente desde la nave nodriza y tenía cámaras de alta definición.

En cuestión de horas, Taylor estaba mirando el casco del Grayback y, a unos 121 metros de distancia estaba el cañón de cubierta del submarino, que había sido volado cuando explotó la bomba.

LV16.com |

"Estábamos encantados", dijo el Sr. Taylor. "Pero también es aleccionador, porque acabamos de encontrar a 80 hombres", agregó.

"El momento más convincente fue cuando la cámara pasó de la proa al puente y todos vimos la placa", dijo al Washington Post.

Después de que la Marina verificó el hallazgo, Taylor y su esposa informaron a los familiares de los hombres perdidos en el Grayback que habían encontrado su lugar de descanso final.

Taylor dijo que espera que su proyecto arroje más luz sobre los miles de marineros que murieron en submarinos, muchos de cuyos heroicos logros fueron clasificados hasta décadas después de la Segunda Guerra Mundial.

"Es una pieza perdida de sus historias familiares y su legado", dijo Taylor. "Acecha a estas familias durante toda su vida. Es muy triste pero gratificante mostrarles a estas personas finalmente dónde sus seres queridos sacrificaron sus vidas", concluyó.

Fotos: Tim Taylor-Lost 52 Project
NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain