Boy in Mid-Flight
Edición del 24 / 10 / 2020
                       
23/01/2018 11:06 hs

Mujer Espejo de Almas

Río Cuarto - 23/01/2018 11:06 hs
                  
Introspectiva, profunda, sensible, independiente y empoderada, Valeria Caballero, fotógrafa y periodista es una maga con su cámara o con la palabra escrita y desde allí retrata la humanidad de los otros que se vuelven parte de ella y se arrullan por un rato en el seno de su infinito amor. 
Mujeres a Cara Lavada: Valeria Caballero

-¿De qué estás hecha?
 
De historias, apegos y desapegos, vínculos, de energía que mueve el mundo. De las mujeres de mi árbol genealógico. De memoria celular y ancestral cargada de mochilas propias y otras prestadas. De sueños por cumplir y ya cumplidos, de abrazos rotos, del amor infinito de dos personas que me prestaron su canal para venir a esta  vida.
 
-¿Cuándo mirás al espejo a quién ves?
 
Va variando, a veces me veo poblada de posibilidades y empoderada, otras tantas veces sólo veo y quiero ver a una semilla bajo tierra que aún no germina. Las luces y las sombras, las luces y las sombras. La vida misma…
 
LV16.com | -¿Te gusta ser mujer?
 
Amo ser mujer.

-¿Cómo son tus sueños?
 
Sin fronteras ni temores, así me sueño. Algunos están rotos, otros transitados. No puedo vivir sin sueños, me ayudan a caminar, a trascender el mero respirar y sortear la meseta del mero transcurrir. No puedo acostumbrarme a la idea de vivir sin sueños, pero con el tiempo voy valorando menos la adrenalina de los grandes logros y escuchando más el silencio de lo cotidiano. Ya no me sirve cumplir grandes metas sino puedo disfrutar de un espacio de silencio, un amor, un vino, un abrazo, una canción lacerante, una comida rica o un rato de risa compulsiva hasta que duela la panza. Ya no me sirve caminar a pasos agigantados sino aprecio el paso a paso. Cada vez preciso más el aquí y el ahora, cada día más…

-¿Por qué elegiste lo que haces?
 
Porque me permite respirar hondo, tomar coraje y salir al mundo siendo esta que soy.  Porque me permite expresarme, tomar vuelo, conocer las dos caras de la moneda y empatizar con la diversidad (la real, la que jode, no la de las pancartas). Ya no sé si uno elige o las cosas lo eligen a uno. No sé si uno viene a subir una escalera, gritarle al mundo “Acá estoy” y luego reposar sabiendo que uno tan solo hizo (con lo que le nacía) todo lo que pudo…

-¿Cómo te sentís con tus curvas de mujer?
 
Tratando siempre de amarme y empoderarme desde mi propia belleza. Creo y siento que el cuerpo que uno tiene es también una prolongación de aquellas herramientas que uno necesita a lo largo de su propia vida. Siento que no es casual, nuestro cuerpo también es un canal poderoso, en el vivimos y viven las personas que más amamos.
Cuando mi viejo estaba enfermo, podía ayudarlo a levantarse de la cama, bañarlo y hacerlo parar, mi hermana y mi madre lo hacían, pero les resultaba un poco más difícil. Después de ese episodio comencé a entender que nuestro cuerpo es nuestro templo y en el viven las formas y herramientas que necesitaremos para sobrevivir el resto de nuestra vida…

-¿Qué ves cuando te encontrás a primera hora del día con tu cara lavada?
 
Vivo a cara lavada, es mi estado permanente. Mañana, tarde y noche. Creo que cada uno tiene una belleza que viene con uno, es energético, pero brota por todos lados. A la mañana a duras penas puedo aterrizar que hay que volver al mundo, mirarme al espejo no es muy frecuente. Me diste una idea, el autorretrato fotográfico a primera hora del día. 

-¿En qué detalles de tu día dejás tu impronta?
 
Cada día más la impronta se vuelve permanente. Las consecuencias de tus decisiones y elecciones (cuando son honestas) se ven casi las 24 horas del día, con el tiempo se acentúa, deja de ser un discurso y una pose y se encarna, se vuelve un sendero, una filosofía ( a veces barata otras vez muy cara)  con las contradicciones propias de la misma humanidad de la que estamos hechos.

-¿Qué es la lucha?
 
Un impulso vital que tiene muchos rostros, todas las personas libramos batallas, algunas estridentes, otras silenciosas. La lucha es casi una condición humana, la antesala de la trascendencia. Mirado desde una perspectiva me quedo con la palabra evolución y trascendencia, mirado desde otra entiendo que la lucha ha allanado otros caminos a lo largo de la historia. Entran en contradicción mis gladiadores internos, uno es sociólogo y el otro es anarcofilósoforaptor.
 
-¿Ante qué no claudicás?
 
Ante la ingratitud, ante algunas injusticias, ante los golpes bajos.

LV16.com | -¿Cómo eras de niña?
 
Cariñosa, distraída, caprichosa, le tenía horror a la oscuridad y odiaba el jardín y la escuela (en mi cabeza de adulta creo que lo que odiaba era el tedio que me generaban las reglas de la escolarización). Amaba los animales y tenía una gran amiga (Belén). Mi mamá dice que las zapatillas a mi hermana le duraban 2 años y a mí solo 6 meses. Me colgaba de los árboles y jugaba con Gastón, mi amigo de toda la infancia. Me gustaba escribir y leer y sufría mucho con matemáticas.  
 
-¿Qué le dirías hoy, como mujer, a la niña que fuiste?
 
Que así como es, es hermosa, que no tenga miedo, que todo lo que siente es de una conexión infinita con todos los planos. Le diría que sentir y demostrar los sentimientos es el preámbulo de todo. Que así está bien, que no tenga miedo…

-¿Qué pensaría de vos la niña que fuiste?
 
Que a pesar del tiempo y de las corazas necesarias para sobrevivir, aquella que fui y esta que soy siguen siendo esencialmente cercanas. 

-¿Qué mujeres te han inspirado?
 
Mi hermana Gelly desde siempre, desde chica. Mi madre con su sabiduría ancestral, varias fotógrafas que amo (Lestido, Goldin, Arbus), mi amiga Laura, algunas poetas. Hay en cada retazo de mi vida una fuente de inspiración que seguramente me ha dado una mujer. Mi homenaje a la naturaleza femenina hoy y siempre. Gracias…

-¿Amás?
 
No podría vivir sin amor

-¿Qué tiene de especial el ser o los seres a quienes amás?

Todos son singulares, tienen luces y sombras propia, honestas, sinceras.  

-¿Cómo es tu relación con tu casa?
 
De maravilla, soy taurina, puro hogar. Mi casa es mi lugar en el mundo. Está sentida y vivida a mi manera. Guarda olores, rincones, melodías y silencios muy míos. Es casi un refugio de montaña. Amo mi casita.

-¿Qué te gusta hacer en tu casa?
 
Dormir, escuchar música, ver películas y series, escribir, trabajar en la compu con música, a veces bailo sola en casa, a veces cocino. Mi casa está habitada 100%, emocional y físicamente este lugar tiene mi presencia plenamente.
 
-¿Cómo combinás tu labor más externa con tu vida privada?
 
Es un tema muy difícil de dividir para los que somos trabajadores independientes, porque esa delgada línea casi no existe, se mezcla todo el tiempo lo laboral con lo privado, porque el hogar es también lugar de trabajo. Nada fácil de manejar, lo combino desastrosamente. Cuando me doy cuenta estoy trabajando un domingo a la tarde o un sábado en horarios en que otros están a pleno en el río o la pileta, en el cine o quién sabe dónde. No me quejo, para mí el trabajo no es algo tortuoso, hago lo que me gusta. No tengo el síndrome del lunes fatal, gracias a la vida no. Siempre agradezco internamente la vida que (lejos de la perfección) tengo. Mala o buena es mía y trato de ser agradecida con eso…

-¿Con qué te mimás?
 
Comidas, un vino, un chocolate, un viajecito cuando se puede.

-¿Cuándo fue la última vez que te miraste a los ojos y te dijiste te amo?
 
Así, tan explícitamente no lo sé. Trato de meditarlo al levantar todos los días a través de algunos mantras, pero no lo hice nunca de ese modo tan explícito.

-¿Qué es la belleza?
 
La frecuencia propia de cada ser vivo. La que no sabes precisar de donde viene, pero tiene presencia, se hace sentir…

-¿Te sentís bella?
 
Y…. es lo que hay jajaja. No, mentira!!!! Estoy trabajando diariamente para sentirlo frecuentemente, Empoderarme. Lo vuelco bastante en trabajos fotográficos a este proceso.

-¿Qué te duele?
 
La ingratitud y los golpes bajos, intencionales. Trato de soltar y entender que todos hacemos lo que podemos y que la mayor parte de las veces solo proyectamos nuestros propios estados, sin intención de joder. Peeeeroooo, hay que seguir enfocando para no quedarse estancada en las poses de víctima. Todos hacemos lo que podemos, ni más ni menos que eso.

-¿Dónde está tu alma?
 
Creo que en los amores que me pueblan y en las motivaciones y sueños cotidianos.

¿Qué dolor se te hizo piel y convivís con él?
 
Siempre hay heridas, pero estoy intentando enfocar en sanar para que esos dolores no impregnen de tristeza los días.
 
-¿Por qué reís?
 
Las ocurrencias de mi viejo, la sonrisa del Segu, el grupo de comunicación, la autenticidad de lo que comúnmente llamamos Kitsch. La gente que vive feliz sin tantos cuestionamientos. El amor encarnado en personas, gestos, detalles…
 
-¿Qué es la muerte?
 
Un camino, un estado, un nuevo nacimiento…
 
¿-Por qué celebrás?
 
Celebro el disfrute de la vida, el buen humor, celebro la autenticidad, los momentos, la presencia de la gente que amo…
 
-¿Qué no puede faltar en tu mesa?
 
Un pequeño gusto cotidiano.
 
¿Cuál es tu último pensamiento antes de dormir?
 
Depende el día y de cómo empezó y trasncurrió. (O como elegí vivirlo)
 
-¿Tenés fe en algo?
 
Creo que si volviéramos al niño interior (no desde la ingenuidad sino desde trascender los miedos) no precisaríamos ni siquiera aferrarnos a algo para dejar de temer. Sí, tengo fe en la vida, la energía que nos mueve a diario, tengo fe en mí y en los demás. Aunque prefiero hablar de amor. Más que de fe prefiero hablar de amor, todo se reduce a la presencia o ausencia de amor.
 
.¿Un sueño que quieras compartir?
 
Sueño con un mundo en el que la diversidad deje de ser una bandera para ser un estado de conciencia, una vivencia cotidiana, natural…
 
-¿Cuál es tu próximo horizonte?
 
Terminar esta honda entrevista y acostarme. J
 
LV16.com | -¿Qué te dejó esta entrevista?
 
Me dejó de regalo un espejo, hay que poder verse y también aceptarse, quererse así como estás y sobre esa base buscar trascender desde el amor… Algunas cosas uno quiere tocarlas a veces, otras no, y así está bien…
 
-¿Quién sos?
 
Alguien que necesita seguir creyendo… (No desde la ingenuidad sino desde el prisma de las infinitas posibilidades).

Agradecimiento a Valeria Caballero por cedernos fotos de su álbum personal

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain