La pátina del tiempo
Edición del 09 / 05 / 2021
                       
06/03/2021 19:54 hs

Una vida a la sombra de Titanic: la desdicha del actor Billy Zane, el malvado que nunca pudo escapar de su personaje

- 06/03/2021 19:54 hs
COMPARTIR EN:                                
Gracias a la película protagonizada por Kate Winslet y Leo Dicaprio, se hizo un nombre en la industria cinematográfica. Y ya nada volvió a ser igual: en su caso, resultó peor. Y como si fuera una paradoja del destino, su destacada actuación marcó su mala racha.
Estrenada en 1997 bajo la dirección de James Cameron, Titanic es la tercera más taquillera de todos los tiempos. Y para muchos de los integrantes de su elenco, significó un antes y un después en sus vidas profesionales. No solo sus protagonistas, Kate Winslet y Leo Dicaprio, fueron reconocidos en aquel momento -y aun hoy- por lo que realizaron en el filme, sino que Billy Zane, la contrafigura, el villano Caledon Cal Hockley, logró gran relevancia. Aunque en su caso, aquel después no fue tan soñado: esos días de gloria no se replicaron en el futuro del talentoso actor. Para Zane, Titanic fue un cambio significativo, pero del que no pudo sacar provecho.

En la película, Hockley es la pareja de Rose (Winslet), un treintañero adinerado, heredero de una fortuna. Se destaca por su personalidad arrogante, muy distinta a la de su novia. A lo largo de la historia, por la relación de su pareja con Jack (DiCaprio), los celos se van apoderando de su ser, adoptando un perfil mucho más despectivo y cruel. Toda su participación es desde el odio, hasta que en el final (aquí no cuentan los spoiler: ¿quién no vio Titanic?) se da a conocer su suicidio, luego de haber perdido toda su fortuna por la crisis de 1929.

Inmediatamente después de la película, Billy Zane se transformó en una de las personas más cotizadas de la industria hollywoodense. Su impecable interpretación del malvado Cal hizo que diferentes producciones se fijaran en él para papeles similares. Pero el actor no supo -o no quiso- mantenerse en la cúspide del mundo del cine. Si bien las propuestas le llegaron en abundancia, los proyectos que abordó no consiguieron ni la sombra del suceso de Titanic: desde 1997 a esta parte participó de más de 100 filmes, pero lejos estuvo de la gloria. Sucedió que los productores lo convocaban para interpretar al malo de la película, y él ya estaba cansado de ponerse en ese rol.
Tal vez, el peso que tuvo la película fue demasiado para él: no pudo sostenerlo, ni logró lidiar con la popularidad ganada aquel año. “Recuerdo que cuando empezamos a filmar estábamos más allá de lo racional, más allá de la lógica. En ese momento supe que estábamos en el lugar justo, y pensé: ‘Dios, debemos estar haciendo algo realmente especial’”, comentó años después sobre sus primeros pasos por el set de grabación del ambicioso proyecto de Cameron.

Historia

William George, tal el nombre real de Billy, nació en Chicago, Estados Unidos, el 24 de febrero de 1966. Sus padres, Thalía y William, fueron actores e incluso dueños de una escuela de arte escénico. Con ellos fue creciendo en la profesión en la que estuvo involucrado desde que llegó al mundo. En su adolescencia comenzó a estudiar en Harand Camp of the Theater Arts. Se formó y arrancó con papeles menores hasta que empezó a crecer.
En cuanto a su vida privada, estuvo de novio con varias colegas que conoció en diferentes proyectos. En 2009 se cruzó con la modelo Candice Neil: dicen que fue amor a primera vista. Fruto de la relación nacieron dos hijas: Ava Katherine, en 2011, y Gia, que llegó al mundo en 2014.

Entre sus pasatiempos preferidos se encuentra la natación, la pintura y la equitación. Le dedica varias horas y siempre se busca un lugar y un momento para realizarlas. Gracias a la fortuna que acumuló, tanto como actor y como director, se encuentra entre sus reliquias una exquisita colección de autos metódicamente cuidados. Le apasionan los vehículos y como muestra, en 1999 participó del rally Gumball 3000, con un Aston Martin DB5 modelo 64.

Entre sus papeles más preponderantes, aparte del mencionado en Titanic, se destacan Volver al futuro (1985), Critters (1986), The Phantom (1996), Cleopatra (1999) y Zoolander 1 y 2, en las que actuó de él mismo, en una participación especial. Estuvo dos veces ternado a premios, pero hasta el momento no se quedó con ninguna estatuilla. El más significativo fue en la terna actor de reparto por Titanic por el Sindicato de Actores de Estados Unidos.

Hundido

Desde su debut en cine en 1989, la película sobre la tragedia del transatlántico más famoso de la historia marcó su trayectoria. Desde entonces, pese a que tenía todo para brillar, solo consiguió papeles secundarios. Proyectos importantes, pero sin la preponderancia que se esperaba de Zane.
“Fue un regalo formar parte de una película tan maravillosa, fue una bendición. Pero también ha sido una maldición en Hollywood, en concreto por no correr riesgos para obtener más dinero”, comentó en alguna oportunidad, hablando con absoluta sinceridad. Además, siempre tuvo en claro que podría haber forjado otra carrera, competir a la par de los más grandes de la industria, pero prefirió mantenerse a un lado, sin arriesgar demasiado su reputación.

“Desde Titanic fui sinónimo de personaje malo entre los directores de casting que vinieron después. Eso te fuerza a convertirte en alguien un poco más creativo, a abrazar tu independencia y a dirigir tus propias películas. A hacer tu propia vida”, comentó en el momento en el que decidió doblegar su rol y convertirse en director y productor cinematográfico.
Con 54 años, ya no tiene la frondosa cabellera que supo lucir su personaje Hockley y que perdió de muy joven. Se dejó la barba, lo que prácticamente lo hace irreconocible entre la multitud. En el mundo pasa desapercibido, sin pena ni gloria. Se transformó en uno más, cuestión de la que dice no renegar y mucho menos sentir frustración, más allá de que él también esperaba otra cosa para su vida como actor. Con un perfil más moderado, siguió haciendo de las suyas en la pantalla grande pero siempre como segundo por culpa de ese karma de haber hecho un perfecto malvado del que no se pudo escapar.

Actualmente, el cine podría, si todo sale como se espera, darle el ansiado regreso a un protagónico. En tiempos en los que las biopic están de moda, a mediados de 2019 se anunció la de Marlon Brando. Se llamará Waltzing With Brando y estará basada en el libro que lleva el mismo nombre, publicado en 2011. El encargado de ponerse en la piel de una de las leyendas del cine será el bueno de Zane.
Pero claro, como siempre hay un palo en la rueda para Billy, aun no hay fecha de estreno. El rodaje estaba previsto para este año, pero debido a la pandemia y todo lo que trajo acarreado, se suspendió, y aun no han trascendido las nuevas fechas de inicio.

Fuente: Infobae
 

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
2239
MÁS SOBRE Sociedad
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain