El Gran Cañón Nevado
Edición del 23 / 03 / 2019
                       
29/09/2016 06:22 hs

Boca se impuso a Lanús en los penales y pasó de ronda

- 29/09/2016 06:22 hs
Tras igualar 2 a 2 en los 90, el equipo de Barros Schelotto se impuso en la tanda de penales y eliminó a los de Almirón del certamen. Tevez, en dos oportunidades y Martínes y Bragheri anotaron los goles.

El grito final fue de Boca. En un partidazo. En un choque que se había empezado a jugar mucho tiempo antes del pitazo inicial en Mar del Plata. En un duelo que se hizo costumbre en los últimos tiempos y que venía caliente por sus antecedentes dentro y fuera de la cancha. Festejó Boca y festejó Carlos Tevez, que se desahogó con dos goles en los 90 minutos y otro buen disparo en la definición por penales. Avanza Boca. Dio la muestra de carácter que necesitaba, frente a un rival durísimo que se puso en ventaja dos veces y no le dio respiro nunca. El 2-2 en los 90 minutos fue justo por lo hecho por ambos. Y desde los doce pasos Guillermo Sara puso sus manos para inclinar la serie y clasificar al conjunto de los Mellizos a cuartos de final de la Copa Argentina donde lo espera Rosario Central. Así Boca consiguió un triunfo ansiado y con gustito especial.



 
El partido fue caliente desde el primer minuto, por todo lo que se había hablado en la previa y por los antecedentes de los choques recientes entre ambos equipos. De pierna fuerte. Con una fuerte patada de Román Martínez a Tevez y enseguida llegó la respuesta con un planchazo de Peruzzi a Lautaro Acosta. De esa jugada, cuando apenas iban cuatro minutos, llegó el primero de Lanús: centro con rosca de Maxi Velázquez, la peinó Braghieri (le ganó en el salto a Vergini) en el primer palo y Román Martínez (se despegó de la marca de Centurión) la empujó en el lado opuesto.
 

Ni siquiera se habían acomodado y ya estaba arriba el equipo de Jorge Almirón. Fue el condimento extra que necesitaba un choque plagado de expectativas. 
Lanús eligió una estrategia menos ofensiva de lo habitual, con Alejandro Silva en lugar de Marcelino Moreno. Y con la ventaja rápida, el partido le encajó perfecto, para esperar agazapado y tirar la contra con sus veloces hombres de ataque. Lautaro Acosta y Miguel Almirón salían lanzados ante cada pelota perdida por Boca en tres cuartos.
¿Y el equipo de Guillermo? Poco y nada. Ricardo Centurión se tiraba demasiado al medio y ahí caía en la trampa del rival. Perdía lo mejor de su juego, la explosión en velocidad, la gambeta larga y era neutralizado por Iván Marcone, que se hacía patrón. Tampoco explotaba las bandas con Pavón y Carlitos Tevez no lograba salir del ruido. En este contexto, Benedetto estaba aislado de sus compañeros, allá arriba como faro de ataque. 
Así se terminó un primer tiempo muy pobre de Boca. Y letal de Lanús, que golpeó en la primera que tuvo y luego lo jugó como si fuera una final, haciendo el dos-uno en cada jugada y multiplicando los esfuerzos para ganar los duelos individuales. 
Pero en el fútbol, todo puede cambiar de un momento a otro. Y más si está Carlitos Tevez en la cancha. El 10 de Boca, que no había aparecido en la primera parte y que parecía más preocupado por pelear con los rivales que por ponerse al equipo en sus hombros, apareció y puso el 1-1. 
 
La agarró en tres cuartos, encaró en diagonal de la izquierda hacia el centro y sacó un latigazo de esos que son su marca registrada. La clavó contra el palo izquierdo de Monetti y lo gritó con bronca, con furia. Como una descarga necesaria luego de unos días delicados tras la sanción y sus declaraciones.
Desde ese momento, el choque se desvirtuó. Fue de ida y vuelta, para cualquiera. Sin demasiadas ideas. Lanús volvió a golpear de pelota parada, otra vez con un centro con rosca al segundo palo que definió muy bien Braghieri solito. Y enfrente, el que repitió fue Carlitos Tevez , capturando un rebote flojo de Monetti tras una jugada extraña en la que Pavón alcanzó a llevarse la pelota sobre la línea derecha y tiró el centro.
 
 
Los dos lo buscaron hasta el fina, pero la intensidad fue bajando y las piernas pesaron para un cierre en el que se terminaron conformando con la igualdad. Y la definición se estiró hasta los penales.
En los disparos desde los doce pasos, Guillermo Sara fue la pieza clave con dos atajadas, volando hacia su izquierda ante Pasquini y Braghieri. Román Martínez y Marcone metieron para Lanús, mientras que en Boca acertaron Tevez, Pavón, Benedetto y Vergini para sellar el 4-2 final y el pasaje a cuartos.  

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
354
MÁS SOBRE Deportes
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain