Carretera
Edición del 29 / 01 / 2023
                   
07/10/2014 19:00 hs

Ébola en Europa: se contagió una enfermera en Madrid

Internacionales - 07/10/2014 19:00 hs
COMPARTIR EN:                                
El peor de los miedos se hizo realidad. España entró anoche en máxima alerta sanitaria al constatarse el primer contagio de Ébola fuera de África en una enfermera que había atendido en un hospital madrileño a un sacerdote repatriadodesde Sierra Leona y que murió hace 10 días.
La paciente -de 44 años, nacida en Galicia- está internada en un hospital de Alcorcón, un suburbio al oeste de la capital, donde ingresó con fiebre muy alta ayer por la mañana. Presentaba síntomas leves desde el martes pasado. Dos pruebas de laboratorio confirmaron que tiene el virus, según informó la ministra de Salud, Ana Mato, a cargo del comité de emergencia que se formó para gestionar la crisis.

De urgencia, las autoridades sanitarias empezaron a trazar la lista de personas con que pudo haberse cruzado la mujer infectada a partir del 30 de septiembre, cuando registró fiebre por primera vez. Su marido -no tienen hijos- quedó en observación. El Ébola se contagia por contacto con las secreciones del enfermo y sólo cuando está en fase sintomática.

Los cerca de 60 médicos, enfermeros y empleados sanitarios que entraron en contacto con la paciente en las últimas horas también están bajo vigilancia. Y se activó un protocolo especial para analizar el estado de todo el personal del hospital Carlos III de Madrid que trató a los religiosos españoles Miguel Pajares y Manuel García Viejo, fallecidos allí luego de ser repatriados en aviones gubernamentales desde África con graves síntomas de la enfermedad.

"Tengan la seguridad de que se están tomando todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de toda la población", dijo Mato, con rostro lúgubre, en una conferencia de prensa que reflejaba el dramatismo de lo desconocido.

El gobierno no informó el nombre de la paciente. Se limitó a explicar que había participado del equipo que cuidó a García Viejo, muerto por Ébola el 26 de septiembre. Entró dos veces en su habitación: una para tomarle la fiebre y otra para retirar las cosas de la habitación después de la muerte del sacerdote.

Al día siguiente, la mujer salió de vacaciones. El comité de crisis prefirió no decir a dónde.

Los médicos y enfermeros que trataron a los dos afectados que murieron en Madrid seguían medidas de seguridad que los obligaban a tomarse la temperatura dos veces al día durante tres semanas. La mujer infectada detectó los primeros registros anormales el martes pasado y se dirigió al Servicio de Riesgos Laborales de la Comunidad de Madrid, pero la dejaron irse y siguió con vida normal. Ayer, con fiebre altísima, se presentó en el hospital de Alcorcón, donde vive con su esposo. Allí sí decidieron internarla.

Los sanitarios encargados de cuidar a los enfermos de Ébola vestían doble traje hermético, dos pares de guantes, barbijo y anteojos cuando tenían que estar cerca de los pacientes. Como el Ébola no se transmite por el aire, los expertos especulaban con que tuvo que haber un fallo humano para que se diera el contagio en un entorno tan controlado.

En el hospital Carlos III, en el barrio madrileño de Tetúan, se vivían anoche escenas de angustia entre los empleados que estuvieron cerca de los misioneros repatriados.

Una fuente del centro de salud explicó a LA NACION que la mujer que se contagió tenía 15 años de experiencia en el área destinada a enfermedades infecciosas. Pero las sospechas de falencias en el protocolo de seguridad empezaron a difundirse apenas se destapó el caso. El colegio de enfermeros de Madrid anunció anoche que había recibido un informe crítico acerca de la indumentaria que se usó en el cuidado de los sacerdotes.

En teoría, la normativa marca que deben emplearse trajes de nivel 4, completamente impermeables y con respiración autónoma. En cambio los que se utilizaron en el Carlos III son de nivel 2: no cuentan con ventilación y no son del todo impermeables, ya que los guantes son de látex y están sujetos por cinta adhesiva.

El Ébola ya causó 3338 muertes a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Anoche se analizaba trasladar a la paciente al hospital Carlos III.

UN CONTAGIO QUE ALARMA A EUROPA

-Una enfermera de 44 se contagió el mortal virus cuando asistió a un misionero que murió hace 10 días .
-La afectada registró los primeros síntomas el martes pasado, pero fue enviada a su casa y continuó su vida normal, lo que eleva la posibilidad de haber transmitido el virus a decenas de personas.(LANACION)
NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
617
MÁS SOBRE Sucesos
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN AM
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN FM
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Copyright 2023 - LV16 Multimedios - Aviso Legal