Vamos Argentina
Edición del 26 / 11 / 2022
                   
08/04/2014 18:46 hs

El Papa pone fin a las especulaciones: seguirá operativo el banco del Vaticano

Argentina - 08/04/2014 18:46 hs
COMPARTIR EN:                                
Tres meses de análisis y de versiones de que cerraría el IOR por los escándalos financieros, aceptó una propuesta para que continúe con nuevos estándares de transparencia
Francisco finalmente tomó una decisión: no cerrará el Instituto para las Obras de Religión (IOR) , el banco del Vaticano, marcado a fuego por un historial de escándalos y cuyo futuro estaba en duda.

El Papa "aprobó una propuesta sobre el futuro del IOR, reafirmando la importancia de la misión del IOR para el bien de la Iglesia Católica , de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano", indicó un comunicado del Vaticano, que puso fin a meses de especulaciones.

El mismo texto, que no dio detalles concretos sobre la propuesta, informó que el IOR, fundado en 1942 y sospechado de lavado de dinero y demás operaciones turbias en los últimos años, "seguirá sirviendo con atención y brindando servicios financieros especializados a la Iglesia Católica en todo el mundo", luego de ser transformado en una institución limpia y en línea con las normativas internacionales.

En febrero pasado, la situación del IOR fue analizada por el denominado G-8, el consejo de ocho cardenales de todos los continentes que están ayudando a Francisco a reformar la curia. En víspera de esa reunión, en una entrevista con LA NACION, el presidente del banco del Vaticano, el alemán Ernst von Freyberg, había admitido que no sabía si el Papa iba a cerrar la entidad financiera, que eran para él tiempos cruciales y que estaba a la espera de una decisión del Santo Padre.

El propio Francisco, en la conferencia de prensa otorgada en el avión al regresar de Brasil el año pasado, había deslizado tres posibles soluciones: su transformación en un banco ético; su reforma para que se transformara en un ente transparente e incluso algo mucho más drástico, aunque improbable, es decir, su cierre definitivo.

"No sé cómo va a terminar el IOR. Algunos dicen que quizás es mejor que sea un banco, otros que sea un fondo de ayuda, otros dicen que hay que cerrarlo. No se cómo terminará esta historia. Se busca, se encuentra, somos humanos. Debemos encontrar lo mejor, pero las características del IOR, sea un banco, un fondo o lo que sea, deben ser transparencia y honestidad", sentenció entonces.

Después de análisis y reflexión, evidentemente Francisco llegó a la conclusión de que cerrar el IOR significaría tener que abrir otra estructura similar, por lo cual lo más conveniente era seguir adelante con la decisión de reformarlo para volverlo más transparente y adecuarlo a los estándares internacionales.

Ésta es la línea que había seguido su antecesor, Benedicto XVI, papa emérito, y que viene ejecutando Von Freyberg. No por nada un comunicado de prensa del IOR celebró la decisión del Papa de mantener el Instituto con vida, algo que representó "un gran reconocimiento de la relevancia de la misión de servicio y del trabajo realizado en los últimos 12 meses".

El Vaticano detalló que la propuesta para que siga con vida un IOR reformado fue realizada en forma conjunta por varias personas: los representantes de la comisión pontificia que había creado para investigar el banco en junio pasado, encabezada por el cardenal Raffaele Farina; los representantes de una segunda comisión creada para analizar la organización económico-administrativa de la Santa Sede, encabezada por el economista maltés Joseph Zahra; los de la comisión cardenalicia del IOR, encabezada por el cardenal español Santos Abril y Castelló (que fue nuncio en la Argentina y es muy cercano al Papa), y por el consejo de superintendencia del IOR (la junta laica del banco).

La misma propuesta fue presentada al Papa por el cardenal australiano George Pell, flamante prefecto de la Secretaría de Economía (el nuevo superministerio de Economía), "con el consenso del cardenal Castelló".

"El IOR continuará trabajando escrupulosamente y prestando servicios financieros especializados para la Iglesia Católica en todo el mundo. Los relevantes servicios prestados por el Instituto ayudan al Santo Padre en su misión de pastor universal", indicó el Vaticano, que agregó que hay un "plan destinado a asegurar que el IOR cumpla su misión como parte de las nuevas estructuras financieras de la Santa Sede".

"El plan será presentado al consejo de cardenales del Papa y al consejo de Economía", también creado por Francisco en febrero pasado. Aunque no se sabe exactamente en qué consiste ese plan, se supo que Von Freyberg será el encargado de llevar a la práctica la reforma del banco del Vaticano bajo la supervisión de Pell, que tendrá evidentemente más poder, y de la Autoridad de Información Financiera (AIF), ente de contralor del Vaticano.

"El cardenal Pell confirmó la importancia de un alineamiento sostenible y sistemático de las estructuras legales y normativas de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano con las buenas prácticas internacionales", indicó el Vaticano. "Una eficaz supervisión de las reglas y los avances alcanzados en conformidad, transparencia y operatividad puestos en marcha en 2012 y sensiblemente acelerados en 2013 son fundamentales para el futuro del Instituto", agregó.

Para dar una idea del dolor de cabeza que siempre significó el IOR para el Vaticano y cómo en los últimos años manchó la imagen de la Iglesia, el 28 de marzo la fiscalía de Roma anunció su intención de procesar al ex director del IOR Paolo Cipriani y al ex vicedirector de la entidad Massimo Tulli por una operación sospechosa de blanqueo por unos 23 millones de euros.

El IOR -que maneja un patrimonio de unos 5000 millones de euros y que en 2012 obtuvo unos beneficios netos de 86,6 millones de euros- trató de transferir esa suma a dos entidades de Fráncfort, incumpliendo, al parecer, la legislación contra lavado de capitales.

LAS RAZONES DEL VATICANO PARA MANTENER EL IOR

"[El Papa] aprobó una propuesta sobre el futuro del IOR, reafirmando la importancia de su misión para el bien de la Iglesia Católica, de la Santa Sede y de la Ciudad del Vaticano"
"El IOR continuará trabajando y prestando servicios financieros especializados para la Iglesia en todo el mundo"
"Una eficaz supervisión de las reglas y los avances alcanzados en compliance, transparencia y operatividad puestos en marcha en 2012 y sensiblemente acelerados en 2013 son fundamentales para el futuro del Instituto".

Fuente: lanación.com

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
280
MÁS SOBRE Política
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN AM
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN FM
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Copyright 2022 - LV16 Multimedios - Aviso Legal