Un Cuento Chino
Edición del 22 / 01 / 2021
                       
09/03/2014 09:39 hs

En La Vendimia exhibieron su juego los presidenciables

Argentina - 09/03/2014 09:39 hs
COMPARTIR EN:                                
Scioli, Macri, Cobos, Sanz, Domínguez, Urtubey, Capitanich, Urribarri y De la Sota politizaron la fiesta.
Fue una vidriera nacional. La Fiesta de la Vendimia lo hizo posible. Hasta aquí se acercó la mayoría de los interesados en suceder a Cristina Kirchner en 2015. Cada uno con su estrategia, aprovecharon el escenario para sacarle rédito a la celebración, la más importante de esta provincia y en la que nadie quiere quedarse afuera.

Amigables y distendidos, fueron nueve los precandidatos a la Presidencia los que dijeron presente: el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri; los radicales Julio Cobos y Ernesto Sanz; los kirchneristas Julián Domínguez, Jorge Capitanich y los gobernadores peronistas Juan Manuel Urtubey (Salta), Jorge Urribarri (Entre Ríos) y José Manuel de la Sota (Córdoba). El ausente, al menos hasta hoy, fue el diputado nacional Sergio Massa (Frente Renovador), quien llegará para la Vendimia Solidaria, organizada por el multimedios Uno, de Daniel Vila y Jósé Luis Manzano.

Scioli arribó a la tierra del sol y del buen vino pasado el mediodía. No dudó ni un instante en posar para las cámaras junto a Macri; los gestos de buena onda fueron una constante. Incluso, en el lujoso hotel Hyatt, donde el líder de Pro se hospedó junto a su mujer, Juliana Awada, Scioli lo chicaneó. "En realidad quería saludarla a Juliana", dijo, risueño, Scioli, para luego, más serio, hacerle un guiño al mandatario mendocino. "Vine a acompañar a un gran compañero como es el gobernador mendocino Francisco «Paco» Pérez, en un momento de la Argentina en el que tiene que predominar el sentimiento patriótico", dijo el mandatario bonaerense.

El gobernador mendocino es otro de los que surgen, al menos para el vicegobernador Carlos Ciurca, como posible compañero de fórmula presidencial del ex motonauta.

La vereda del hotel cinco estrellas albergó, una vez más, el palco oficial, desde donde Pérez dio lugar a todos en el tradicional Carrusel Vendimial. En ese escenario, el mensaje fue por la unidad partidaria: "Estamos tendiendo puentes", dijo.

Eso sí, los que no tuvieron respuestas por parte de Pérez fueron los productores, que se manifestaron por las calles mendocinas durante el Agasajo Vendimial (ex Almuerzo de las Fuerza Vivas) en la puerta de la Bodega Los Toneles, donde finalmente el gobernador, por cuestiones de seguridad -los manifestantes estuvieron muy cerca del ingreso-, decidió pegar el histórico faltazo.

La otra vereda

En la oposición se produjo un encuentro buscado y anticipado entre Macri y el ex vicepresidente y actual diputado nacional por la UCR, Julio Cobos. "Esto demuestra que puede haber diálogo entre los dirigentes de los distintos partidos", dijo el líder de Pro.

"Cobos se está posicionando muy bien y para esta foto hubo mucha presión. Hay serias intenciones de mostrarse unidos y trabajar juntos frente al kirchnerismo. De ahí en más, nada por ahora", contó a LA NACION un hombre muy cercano al ex vicepresidente.

En tanto, otros dirigentes del centenario partido explicaron que es necesario que la oposición trabaje articuladamente para llegar con fuerza a las PASO. "Es el ámbito desde donde puede salir el próximo presidente, es lo que la gente está reclamando", expresó el intendente radical de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo.

Desde el frente UNEN, el representante fue Fernando "Pino" Solanas, quien fue especialmente invitado por Cobos y Sanz.

Quien se perdió el Carrusel fue el salteño Urtubey, que prefirió descansar. La noche anterior, en la Vía Blanca, había sido el protagonista de la jornada. Allí ratificó su intención de pelear por la presidencia.

Otro de los que no tuvieron reparos a la hora de mostrar sus aspiraciones fue el entrerriano Urribarri, que además de promocionarse mantuvo reuniones con referentes del justicialismo local, algo que Scioli ya tiene aceitado. Sobre el bonaerense, lanzó: "Somos distintos, pero formamos parte de un mismo proyecto".

Por su parte, el cordobés De la Sota recordó ser crítico del kirchnerismo, pero aclaró: "No he venido a plantear diferencias a Mendoza". Y reclamó: "Ojalá que quienes tengan la responsabilidad de conducir el partido también lo entiendan y abran las puertas a todos. Quiero un peronismo que dé debate, que tenga propuestas, que no tenga fanáticos ni resentidos".

Sin dudas, la mira del peronismo está puesta en la etapa poskirchnerista. Y la Vendimia fue el momento para empezar a delinear cómo se moverán. De ahí que el gobernador de Mendoza reconociera que está tratando de "tender puentes y abrazar a todos los dirigentes del justicialismo". Y agregó: "Mi idea es ésa: construir puentes con vistas a que entre abril y mayo hay que elegir las autoridades del PJ. Ya estamos trabajando en ese camino".

Además de Capitanich, también estuvo la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez.

La Presidenta no fue de la partida. Hasta ahora, sólo ha asistido cuando hay de por medio un año electoral. Tampoco estuvo, a diferencia del año pasado, el vicepresidente Amado Boudou, por lo que la máxima presencia oficial de Nación fue la del jefe de Gabinete, quien también ya se anotó en la carrera presidencial.

El gran ausente en este "mostrador de la Vendimia" al menos hasta hoy fue Sergio Massa. Todo indica que volverá a participar del almuerzo que organizará el empresario de medios Daniel Vila en su estancia San Isidro, en pleno piedemonte mendocino.

Fuente: La Nación

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
211
MÁS SOBRE Política
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain