Macacos
Edición del 19 / 03 / 2019
                       
13/03/2019 07:32 hs

Cuándo morirá el último habitante de la Tierra

Internacionales - 13/03/2019 07:32 hs
Frente a las teorías que advierten de los riesgos de una explosión demográfica, un nuevo ensayo titulado 'El planeta vacío', alerta justo de lo contrario. La población pronto tocará techo y empezará a descender. "Y una vez que comience el declive, nunca terminará".
Durante el primer semestre del año pasado nacieron en España 179.794 niños y murieron 226.384 personas. Hagan la resta: son 46.590 ciudadanos menos en sólo seis meses. Nunca desde que comenzaron los registros históricos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en 1941 se había contabilizado un número tan bajo de nacimientos y un número tan alto de defunciones. Según los cálculos del INE, el número de fallecimientos superará al de nacimientos en nuestro país durante al menos los próximos 15 años y España sólo seguirá ganando población hasta el año 2022 gracias a la inmigración. Las cuentas no salen. Si cada vez nace menos gente y muere más gente, ¿cuánto tardará España en quedarse sin gente? ¿Cuándo morirá el último español? ¿Cuándo se vaciará el mundo como en las pelis de ciencia ficción?

Los canadienses Darrell Bricker y John Ibbitson son los autores de El planeta vacío, un provocador ensayo que llega mañana a España de la mano de Ediciones B y que analiza el "shock del declive de la población mundial". Una tendencia que, evidentemente, no es exclusiva de nuestro país y que contradice las teorías que sostienen que el problema del mundo es la superpoblación y que pronto tendremos que buscar apartamento en el espacio exterior si no queremos vivir como sardinas en este planeta.

Según Naciones Unidas, la población mundial pasará durante este siglo de los 7.000 a los 10.000 millones y se estabilizará a partir del año 2100. Un número creciente de demógrafos, en los que se apoyan Bricker e Ibbitson en su libro, sostienen que los cálculos de la ONU son demasiado optimistas. La población del planeta, aseguran ellos, llegará a los 9.000 millones entre 2040 y 2060 y a partir de entonces comenzará la cuesta abajo.

Piense en cuántos hijos tuvieron sus abuelos, cuántos tuvieron sus padres, cuántos tiene usted y cuántos tienen sus hijos. Intente adivinar ahora cuántos hijos tendrán sus nietos o sus bisnietos. Tic, tac, tic, tac... "Una vez que comience el declive, nunca terminará", dicen Bricker e Ibbitson.

¿Por qué se equivoca la ONU? "Porque no tiene en cuenta la aceleración de la urbanización en el mundo en desarrollo. El 55% de la población humana vive ahora en ciudades. Los niños han dejado de ser un activo para trabajar en el campo y se han convertido en una responsabilidad, en otra boca para alimentar", explica Ibbitson, periodista en el Globe and Mail de Canadá. "En las ciudades, las mujeres tienen mayor acceso a la educación. La educación lleva al empoderamiento, y las mujeres empoderadas a menudo eligen tener menos hijos que sus madres. El poder de la religión y las presiones de los lazos familiares también se erosionan en los entornos urbanos".

En el año 2007, la ONU declaró que, por primera vez, el mundo era más urbano que rural pero no calibró las consecuencias. Los autores del ensayo han dado la vuelta al mundo para contrastar su teoría y los números son alarmantes. A principios del siglo XIX las mujeres blancas en Estados Unidos tenían una media de siete hijos. A lo largo de ese siglo, el índice de fertilidad se redujo a la mitad. Antes de la Segunda Guerra Mundial, la tasa ya había descendido al 2,2 y hoy apenas llega al 1,8, por debajo de los 2,1 bebés por mujer que necesita un país para mantener una tasa poblacional estable. En España, la cifra es aún peor: cada mujer trae al mundo a 1,3 niños.

Según Alejandro Macarrón Larumbe, director de la fundación Renacimiento Demográfico y autor de Suicidio demográfico en Occidente y medio mundo, la población española será en 2100 la mitad de la actual y el país habrá perdido casi dos tercios de su población activa. Nuestra tasa de fertilidad es de las más bajas de Europa, donde el índice medio es del 1,6. "No creo que se haga lo necesario para revertir la situación si no nos asustamos de verdad, porque la baja natalidad es parte central de nuestro modelo de sociedad", alerta.

Seguimos la travesía. En Italia, en 2015 nacieron menos niños que en toda su historia. "Somos un país moribundo", se lamentaba entonces su ministra de Sanidad. En 2060 Portugal podría haber perdido la mitad de la población y, según estimaciones de la ONU, los países del Este de Europa habrán perdido desde 1990 unos 18 millones de personas, el equivalente a toda la población de Holanda.

Entre 2010 y 2015, Japón, la sociedad más anciana de la Tierra, perdió otro millón de personas y el crecimiento de África pronto no será suficiente para sostener el planeta. "En todo el continente africano las niñas que van a la escuela cada año son más que las que fueron el año anterior y ya sabemos en qué desemboca esto", escriben Bricker e Ibbitson.

¿Cuál es la situación que más les ha impactado en este recorrido por el mundo? "Nos sorprendió la cantidad de mujeres en Brasil que optaron por las cesáreas cuando querían que el próximo hijo fuera el último, de modo que el médico también pudiera realizarles una ligadura de trompas. Allí lo llaman cerrar la fábrica", cuenta John Ibbitson. "Y cuando las mujeres de los barrios pobres de Nueva Delhi nos hablaban de cómo soportaban la presión de sus familias para tener más hijos nos dimos cuenta de que no quitaban la vista de sus smartphones. Ya tienen todo el conocimiento en sus manos y eso significa que pronto podrán ejercer algún control sobre su futuro".

Frente a las teorías del último medio siglo que alarmaban sobre la explosión demográfica y la falta de recursos del planeta, Ibbitson asegura que las noticias para el medio ambiente son al menos alentadoras. "Si, como predicen los demógrafos disidentes, la población humana se estanca en los 9.000 millones, esto ayudará en la lucha para contener el calentamiento global". A cambio, será muy complicado (ya lo está siendo) para los Gobiernos de todo el mundo sostener los programas de atención médica y el sistema de pensiones: "Cada vez hay menos niños para generar crecimiento económico".

- ¿Cuál es la solución?

- La inmigración es la única solución a corto y medio plazo. Pero muchos países consideran que la noción de tantos extranjeros en su tierra es inaceptable. Para ellos, el declive será inevitable. En cualquier caso, a medida que los países en desarrollo bajan sus tasas de natalidad, los inmigrantes podrían ser un día difíciles de conseguir.

- En su libro sostienen que Corea del Sur podría ser el país más viejo de la Tierra y si se mantiene la tendencia actual, el último coreano moriría hacia 2750. ¿Cuándo morirá el último habitante de la Tierra?

- Confiamos en que mucho antes de 2750, los patrones de población cambien, aunque no podemos predecir cómo ocurrirá. Tal vez la gente se sienta sola y comience a hacer muchos bebés nuevamente. Pero en este siglo, al menos, el declive de la población dominará la economía y la política del mundo desarrollado, y cada vez más también del mundo en desarrollo. China comenzará a perder población en pocos años. Sólo piensen en ello.

El Mundo 

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
1480
WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain