Una rareza con armadura
Edición del 01 / 12 / 2021
                       
15/04/2021 09:58 hs

Romper paradigmas en post del respeto a la diversidad corporal

Río Cuarto - 15/04/2021 09:58 hs
COMPARTIR EN:                                
Agustina Isasi trabaja profundamente el mensaje de la no dieta, se aleja de la balanza y profundiza en los buenos hábitos que suman a nuestras vidas. 
No le gusta hablar de dietas, podríamos decir que precisamente esa palabra está extirpada de su consultorio.
Hablar con ella implica sumergirse en la educación alimentaria, en la conciencia del ser y su relación con la comida, es entender al hambre en todas sus formas, desde la luz y la sombra, enfrentar los miedos y buscar los caminos más saludables para reencontrarse con el cuerpo que en muchas ocasiones es maltratado en post de cumplir o habitar estereotipos impuestos.
Ella, es Agustina Isasi, nació en Rufino, pero desde hace varios años se siente una riocuartense más.
Desde sus inicios trabajó en una perspectiva diferente de la nutrición, y apoyándose en las redes sociales ha construido un mensaje que llega a lugares impensados del mundo, pues no sólo atiende a sus pacientes de manera presencial, sino que parte de su atención es a través de la virtualidad.
Fresca, graciosa, comprometida y con un deseo profundo de comunicar y educar sobre alimentación, Agustina se embandera tras un cambio de mentalidad en el que el respeto a los cuerpos es la prioridad.

¿Hay un cambio paradigmático respecto al reconocimiento del cuerpo y las necesidades del mismo en función de hábitos saludables?
Creo que el foco hoy en día, va hacia la búsqueda de un cuerpo cómodo, la aceptación del mismo sin obsesionarse con lo que no nos gusta de él y el respeto por la diversidad de las formas, tamaño y el envase en el cual venimos, el cambio de paradigma es correr la mirada del peso numérico en la balanza, la realización de dietas restrictivas y más bien fomentar “hábitos” que duren en el tiempo para vivir en un cuerpo saludable tanto, física, mental y emocionalmente
 
-¿Por qué la sociedad aceptó las dietas restrictivas como una forma de “cuidarse”?
Por qué es la manera que nos hizo creer la cultura de dieta, “hay que sufrir, pasar hambre para verse bien” y/o bajar de peso.
Además, en la búsqueda constante por la propia insatisfacción con el cuerpo, somos atrapados por la industria de las dietas, moda, que sólo pretende ganar dinero y no nuestra salud...
También en respuesta a una solución mágica, “rápida”, estamos en una era del todo ya, ahora.

-Pasar de la restricción a la reconexión con el cuerpo ¿cuánto cuesta desde tu experiencia en el consultorio?
Escuchar al cuerpo, requiere de entrenamiento, vivimos en piloto automático, no registramos, no estamos presente, no sabemos que sentimos, como tampoco diferenciar el hambre real, del hambre emocional, lo complejo de parar para comer, es que hay que parar la vida, entonces es un trabajo que lleva tiempo, como todo proceso, pero se logra. El camino siempre es hacia adentro...

-¿Cómo se reconceptualiza la “dieta” desde la mirada de la “no dieta”?.
La mirada no dieta, se centra en la persona y no en la enfermedad, en el todo cuerpo, mente y alma.
No dieta no es estar a favor de la glotonería, sino más bien legalizar el placer como eje central de nuestras vidas, no se puede vivir a dietas, siempre tienen un final. La no dieta es una filosofa de vida...

-¿Cuáles son las principales demandas de las personas cuando asisten a una consulta?
Cansados de dietar, de pasar hambre, quieren aprender a comer y que les dure en el tiempo. Otra cosa muy frecuente en mi consultorio es aprender a diferenciar las hambres, gestionar más adecuadamente el hambre emocional, y manejar la vida social, yo siempre digo que la comida nos ORDENA LA VIDA.

-¿Cómo se trabaja un concepto real del cuerpo que sea saludable y que no caiga en conductas agresivas o nocivas para la persona?
El cuerpo real es el de uno mismo, pero en la búsqueda del cuerpo ideal que no existe, hay una construcción en la mente del paciente de un cuerpo irreal que no se puede lograr con objetividad realista...
Entonces mi punto es que la aceptación del cuerpo, se trata de no obsesionarse con lo que no nos gusta del mismo, porque somos mucho más que éste y ante todo debe haber salud mental.  Lo importante es tomar decisiones que nos acerquen más a uno mismo y a los objetivos para empezar a sentirnos mejor.
 
-¿Cómo te sentís como profesional al moverte de ciertos estándares sobre los que se ha asociado la nutrición para ir mucho más allá en el encuentro del ser en su completitud?
Me siento auténtica, relajada, humana, empática, creo que todos somos víctimas del sistema, y siempre agradezco a Dios por darme estas ganas de acompañar al otro en su proceso.
Me puedo poner en el lugar del paciente, saber toda su historia y sentir que me paso a mí también... Así que siempre yendo más allá...

Por Laura Pereyra

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
1183
MÁS SOBRE Salud
MÁS VISTAS

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN AM
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
PROGRAMACIÓN FM
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Copyright 2021 - LV16 Multimedios - Aviso Legal