Hon Khoi, Vietnam.
Edición del 20 / 01 / 2019
                       
10/01/2019 17:18 hs

Habló el instructor de buceo de la turista argentina que murió en Tailandia: "No soy un asesino"

Argentina - 10/01/2019 17:18 hs
Nahuel Martino fue sindicado por amigos y allegados como el responsable de la muerte de la mujer de 39 años.
Nahuel Martino, el instructor de Rocío Gómez, la turista argentina que falleció en Tailandia durante un "bautismo" de buceo, fue sindicado por amigos y allegados de la mujer de 39 años como el responsable de su muerte. Martino, también argentino y oriundo de la localidad bonaerense de Chivilcoy, publicó un descargo en su cuenta de Facebook.

"No soy un asesino como andan diciendo en las redes sociales. No tienen idea de lo mal que la estoy pasando, yo también soy una persona y tengo sentimientos, familia y reputación", expresó el joven de 28 años luego de explicar en varios párrafos los motivos de su silencio durante tres semanas.
 
LV16.com | Nahuel Martino tiene 28 años y es instructor de buceo. Foto: Facebook Goyo Martino

En relación al hecho, Martino argumentó que le dio una clase teórica de 40 minutos a Rocío y a dos turistas más que iban a ser parte de la actividad. Allí, según cuenta, explicó el funcionamiento del equipo, mencionó la ley de Boyle y también cómo compensar los espacios aéreos tanto del cuerpo como del equipo de buceo. Las normas de la actividad. La flotabilidad, el descenso en el agua y las distancias, señales y demás ejercicios a realizar.

"Antes de saltar al agua hicimos un chequeo de compañeros y nos fuimos al agua saltando yo primero. El primer buceo fue perfecto, haciendo todos los ejercicios que se deben hacer en este tipo de casos. Tanto Rocío como las dos personas que nos acompañaban los superaron de forma correcta. Es más, Rocío me agradeció mucho ya que me dijo que estaba en una etapa de su vida en donde se propuso hacer cosas nuevas y se estaba desafiando a sí misma. Me dio un abrazo que no olvidaré nunca", relató Martino.

Y continuó: "Con lo que respecta al segundo buceo (que fue el del accidente) hicimos lo mismo: cambié el equipo de los tres, yo chequeé todo y luego ellos también chequearon el equipo y nos fuimos al agua. Este buceo fue un buceo de 36 minutos, donde al minuto 14 Rocío me hizo la señal de que quería irse para arriba. La acompañé (estábamos a 4 metros de profundidad) y me dijo que le había agarrado un ataque de risa. Le comenté que con el regulador en la boca podía reírse sin problemas".

Ante la pregunta de Martino, Rocío respondió "sí, quiero seguir", según el instructor. "La estaba pasando muy bien y lo estaba disfrutando mucho", agregó. Al finalizar la segunda parte del "bautismo", al llegar al barco, Rocío no estaba.

"Les pregunté a mis alumnos dónde estaba y me dicen que no la vieron. Volví a hacer el recorrido en sentido contrario y no la encontré. Ascendí con mis otros dos alumnos y di aviso al barco. Pregunté si vieron burbujear cerca mío, me dijeron que sí y fui a ver si era ella. No era. Cuando volví, vi a un compañero arrastrando a Rocío hacia el barco. La encontró sin el regulador en la boca en el fondo del mar, a unos 6 metros de profundidad. Mi equipo le realizó primeros auxilios junto a dos médicos", recordó Martino.

El instructor mencionó que visitó a Rocío en los hospitales. "Hasta llevé el mate porque ella me había comentado que le encantaba el mate y tenía muchas ganas de tomar. Lamentablemente no pudo tomarlos y ojalá en otra vida, si es que la hay, los podamos tomar. También decir que en todo momento en los hospitales estuvo uno de los dueños de la escuela de buceo y uno de los managers junto conmigo, que acompañaron a Rocío en todo momento".

"Lamento muchísimo lo ocurrido y estoy totalmente destruido. Acompaño a la familia en este momento tan feo que deben estar pasando, y estoy a disposición de ellos para lo que necesiten. Y lo saben, ya que hablo con ellos. También me pongo en el lugar de los allegados y amigos que están haciendo de este accidente su propia causa. Acompaño el dolor de ellos pero no las formas de manejarse, aunque las pueda haber entendido en un primer momento. Lo que no entiendo es a esa gente que busca hacer mal, llenando cabezas, haciendo llamados para hacer mal, tampoco a aquellos que hablan sin saber, juzgan y buscan hacer daño", concluyó Martino.

Rocío murió por anoxia, es decir, la falta de oxígeno en el cerebro. Sufrió tres ataques cardíacos y convulsiones el 17 de diciembre de 2018. La llevaron a la orilla, le realizaron RCP y luego la trasladaron a un hospital cercano a la isla de Samui. Luego, en un avión sanitario la llevaron a Bangkok. Dos días después decretaron su muerte cerebral.

Según publicó el portal de noticias Infobae, la familia de Rocio decidió no realizar ningún tipo de acción legal contra la empresa de buceo.

Foto portada: Facebook Rocío Leticia Gómez

ÚLTIMAS NOTICIAS


NOMBRE
EMAIL
Random Number
PÁGINA   1   DE   0  -   TOTAL : 0
1513
AVISO
MÁS SOBRE Sociedad
MÁS VISTAS
AVISO
AVISO

MÁS VISTAS


WhatsApp 358 481 54 54
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD AM
WhatsApp 358 482 80 13
Tel: +54 358 4638255 (Rotativo)
Constitución 399, CP5800 - Río Cuarto, Córdoba, Argentina
CONTRATAR PUBLICIDAD FM
Diseño y Programación Sebastian Gelain